Tipos de impuestos y cómo afectan a mi negocio

¿Conoces los tipos de impuestos que existen y cómo pueden afectar a tu negocio? Aunque exista una idea aproximada, muchos dueños de pequeñas, medianas y grandes empresas suelen preguntarse qué impuestos se pagan en España y de qué manera les afectará de cara a su ejercicio empresarial.

 

Índice

1. ¿Qué son los impuestos?
2. Tipos de impuestos
2.1 Impuestos directos
2.2 Impuestos indirectos
2.3 Impuestos progresivos
2.4 Impuestos regresivos
3. ¿Cómo afectan a mi negocio?

¿Qué son los impuestos?

Un impuesto es un tributo que se exige a los ciudadanos sin que haya una contraprestación específica para cada uno. Los impuestos son la principal fuente de financiación de los Estados y las Comunidades Autónomas y se basan en la capacidad económica de los ciudadanos. Esta viene estimada por su renta, su consumo o su patrimonio, entre otros.

En España, el organismo encargado de recaudar/gestionar dichos impuestos es la Agencia Tributaria. Es obligatorio pagarlos tanto para las personas como para las empresas que cotizan y trabajan activamente.

Tipos de impuestos

La clasificación de los impuestos viene dada según diversos criterios. Los más conocidos son directos, indirectos, progresivos y regresivos.

Impuestos Directos

Los impuestos directos son aquellos que recaen directamente sobre la capacidad económica del contribuyente, como puede ser la renta o el patrimonio. Están asociados directamente a las personas físicas o jurídicas y dependen de las características personales de éstos. Los impuestos directos gravan la riqueza en sí misma.

Los principales impuestos directos son:

  • Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Grava el conjunto de las rentas que puede obtener una personas, como son:
    • Rendimientos del trabajo. Los salarios
    • Rendimientos de actividades económicas. El beneficio que obtienes de tu actividad empresarial o profesional siendo autónomo.
    • Rendimientos del capital mobiliario. Intereses que te proporciona tu dinero en una cuenta de ahorro.
    • Rendimientos del capital inmobiliario. Renta que te paga un inquilino por tu vivienda alquilada.
    • Ganancias y pérdidas patrimoniales.

En el IRPF se tienen en cuenta aspectos como las características personales y familiares del contribuyente. Pagan menos impuestos las personas de más de 65 o 75 años, si tienes hijos o familiares a tu cargo o si el contribuyente tiene algún tipo de discapacidad.

  • Impuesto sobre la renta de no residentes. Grava las rentas obtenidas en España por personas no residentes en nuestro país.
  • Impuesto sobre sociedades. Recae sobre el beneficio que obtienen las sociedades.
  • Impuesto sobre el patrimonio. Recae sobre el conjunto de bienes o derechos que uno tenga: viviendas, terrenos, joyas o cuentas bancarias, entre otros.
  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones. Al recibir dinero u otros bienes sin contraprestación. Como pueden ser las herencias.

 

Impuestos Indirectos

Los impuestos indirectos gravan la producción, el consumo o el tráfico. Se aplican sobre manifestación indirecta de la capacidad económica del contribuyente, es decir, no dependen de las características personales de la persona, sino que dependen del producto en sí.

Los principales impuestos indirectos son:

  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Grava el consumo, las entregas de bienes y las prestaciones de servicios efectuadas entre empresarios y profesionales. El IVA no tiene en cuenta la renta o las condiciones familiares, ya que dos contribuyentes con rentas muy distintas pagarán el mismo IVA de un determinado producto o servicio. El IVA varía según su tipo impositivo y va desde el general 21%, al reducido 10% o al superreducido 4%. A su vez, hay productos o servicios que por su especial sensibilidad no llevan IVA, están exentos.
  • Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Grava las transmisiones de todo tipo de bienes, actos jurídicos y operaciones específicas de las empresas.
  • Impuestos especiales. Gravan la compra y consumo de algunos productos especiales como el alcohol, el tabaco o los hidrocarburos.

 

Impuestos Progresivos

Un impuesto progresivo establece que a mayor nivel de renta del contribuyente, mayor será el porcentaje de impuestos a pagar sobre la base imponible. Es un tipo de impuesto que aumenta cuanto mayor es la capacidad económica de la persona obligada a pagarlo.

Los impuestos progresivos reducen la presión sobre las personas que tienen menos ingresos. Su finalidad es una mejor distribución de la riqueza. Hay tres tipos de progresividad en un impuesto:

  • Progresividad por clases. Se establecen distintos grupos de renta y a cada uno se le aplica un tipo impositivo diferente.
  • Progresividad por escalones. Se determinan una serie de escalones de renta y se aplica un gravamen diferente a cada uno.
  • Progresividad continua. A cada fracción de renta se le aplica un tipo impositivo diferente, por pequeña que sea esa diferencia.

 

Impuestos Regresivos

Al contrario de los impuestos progresivos, los impuestos regresivos no tienen en cuenta la capacidad económica de la persona o empresa, y por tanto se cobran a todos por igual. Por lo general, los impuestos indirectos son regresivos. El IVA sería el ejemplo más evidente, puesto que su tipo impositivo no hace distinción entre la capacidad de pago de los contribuyentes.

 

Cómo afectan a mi negocio

Los impuestos afectan de muchas formas a las empresas, desde su estructura legal hasta dónde elegir ubicarse. El más importante es que las ganancias o beneficios de los negocios están sujetos a los impuestos, como es el caso del IRPF, y repercuten sobre las empresas que han de hacer frente a estos impuestos trimestral y anualmente.

Cuando formas una empresa o eres autónomo los impuestos regularán tu actividad. Se deben tener en cuenta a la hora de realizar facturas y es de vital importancia tenerlos al día. Por eso desde Wink siempre te ofrecemos la mejor solución para tu negocio. Con nuestra Facturación Online tendrás tu empresa al día, sin imprevistos de última hora ni facturas atrasadas. Todo al alcance de un clic.

 

¡Regístrate gratis!