Mandatos SEPA

mandatos_sepa

 

Los mandatos SEPA han permitido realizar pagos de forma barata, eficiente y rápida dentro de los países que forman la zona SEPA. Single Euro Payments Area es una zona única de pagos en euros, un proyecto de la Unión Europea que facilita la gestión de pagos y cobros en euros. Pero, ¿en qué consisten los mandatos SEPA y qué importancia tienen?

 

Índice

1. ¿Qué son los mandatos SEPA?

2. ¿Para qué sirven y cuál es su importancia?

3. ¿Qué contienen?

4. Conclusión


 

¿Qué son los mandatos SEPA?

Un mandato, o lo que es lo mismo orden de domiciliación, es el medio por el cual el deudor autoriza al acreedor a: por un lado, iniciar los cobros en la cuenta indicada por el deudor; y por otro, autorizar a la entidad bancaria del deudor a cargar en su cuenta los cargos que ha presentado la entidad bancaria del acreedor.

Los mandatos SEPA deben estar suscritos por el deudor como titular de la cuenta bancaria donde se hará el cargo, antes de iniciar el cobro por parte de los acreedores. Estos mandatos deben quedar firmado y almacenados en poder del acreedor mientras esté en vigor, durante el periodo de reembolso o durante los plazos de establezca la ley para la conservación de documentos.
mandatos_sepa_1

¿Para qué sirven y cuál es su importancia?

Los mandatos SEPA tienen tres finalidades:

  1. A través de la firma del mandato, el cliente autoriza el cobro en su cuenta bancaria.
  2. Nos permite recoger información sobre el cliente.
  3. Tu cliente conocerá sus derechos en cuanto al cobro del servicio que le vas a prestar o estás prestando.

 

Si no tienes un mandato SEPA firmado cuando comienzas a emitir cargos en la cuenta de tu cliente, está operación puede considerarse como no autorizada. Lo que amplía el plazo de devolución de los recibos emitidos por parte del acreedor. Es decir, con un mandato SEPA firmado, el deudor podría devolver el recibo durante los primeros 58 días después de que el cargo se haya realizado. Sin un mandato SEPA firmado, el cliente dispone de 13 meses para dicha devolución, y puede hacerla en cualquier momento.

De ahí, viene la importancia de tener firmado los mandatos SEPA, para evitarnos devoluciones innecesarias en un plazo muy amplio de tiempo.
mandatos_sepa_2

¿Qué contienen?

Como hemos dicho, los mandatos SEPA nos permiten recoger información sobre el cliente y también informarle sobre sus derechos para que, si las condiciones del mandato no se cumplen, se pueda invalidar el contrato. El mandato siempre deberá contener:

  • La información del acreedor. Nombre y referencia dentro del esquema SEPA.
  • La información del deudor. Nombre, domicilio, IBAN y BIC de su cuenta y su firma.
  • La información propia del mandato. El número de referencia único, fecha de la firma, esquema o tipo de pago (CORE o B2B).

Además de estos tres pilares importantes, el mandato SEPA deberá incluir dos observaciones que indiquen al cliente que es un mandato para realizar adeudos directos SEPA y que es una autorización que permitirá recibir cobros, así como los derechos de reembolso de estos.

Y es que, cuando trabajas con un volumen muy alto de cobros recurrentes, puedes llegar a perder mucho tiempo en la gestión de los mismos y sus incidencias. De esta manera, los pasos son sencillos permitiéndote ahorrar mucho tiempo y dinero en tu empresa.

 

Conclusión

Con la digitalización de los mandatos SEPA y la firma electrónica se ha conseguido un ahorro muy notable en los negocios, en cuanto a costes y tiempo. Antes el proceso era más largo, incluso para los usuarios, la autorización debía firmarse en papel y enviarse a la empresa para que lo pudiera validar y  no hubiese contratiempo de ningún tipo. Ahora, este método con la firma electrónica se acorta y facilita el proceso con total seguridad.