Libros de registro obligatorios para una empresa

Hay tres tipos de libros necesarios para llevar al día la actividad de una empresa. Son los libros mercantiles, contables y fiscales, y cada legislación – mercantil, contable y fiscal – es la que regulan cada normativa de cada libro. Como empresario deberás tener en cuenta los tres para cumplir con tus obligaciones.

Índice

1. ¿Qué son los libros de registro obligatorios?
2. Libros Contables obligatorios
2.1 Libro Diario
2.2 Libro de Inventario y Cuentas Anuales
3. Libros Mercantiles Obligatorios
3.1 Libro de Actas
3.2 Libro de Registro de Socios, Sociedad o Acciones
4. Libros Fiscales Obligatorios
4.1 Libro de Facturas Emitidas
4.2 Libro de Facturas Recibidas
4.3 Libro de Bienes de Inversión

 

¿Qué son los libros de registro obligatorios?

Cada actividad que una empresa realiza queda reflejada en sus Libros de Registro. Estos son herramientas que nos aportan conocimiento sobre la situación de la empresa y la trayectoria de la misma. El origen de los libros de registro proviene del Código del Comercio, en su artículo 25 donde se impone la obligatoriedad de estos, para así poder mejorar el control de la marcha de una empresa en cualquier momento.

“Todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios. Llevará necesariamente, sin perjuicio de lo establecido en las Leyes o disposiciones especiales, un libro de Inventarios y Cuentas anuales y otro Diario”.

 

Libros Contables Obligatorios

 

Libro Diario

En el Libro Diario se registra el día a día de todas las operaciones que tengan que ver con la empresa. Se anota de forma cronológica en asientos contables según vayan generándose, cada asiento debe contener: fecha de factura y número, cuentas contables implicadas con cargo o abono y el importe.

Según la Ley, no es necesario actualizar todos los datos diariamente, sino que se puede anotar el total de determinadas operaciones, siempre y cuando no sean periodos superiores a tres meses.

 

Libro de Inventarios y Cuentas Anuales

El Libro de Inventarios y Cuentas Anuales recoge la situación de la empresa y su evolución a través de sumas y saldos. Debe constar el inventario de cierre de ejercicio y las cuentas anuales: el balance de la situación con un informe sobre el patrimonio empresarial, cuenta de pérdidas y ganancias (informe de ingresos y gastos y balance de ambos), evolución y cambios del patrimonio neto de la empresa, estado de flujos efectivos y una memoria del ejercicio.

 

Libros Mercantiles Obligatorios

Los Libros Mercantiles recogen, de forma general, acuerdos entre socios de la empresa, juntas generales, etc.

 

Libro de Actas

En el Libro de Actas recoge todas las actas de Consejo de Administración y sus Asambleas de accionistas, reuniones, acuerdos, previsiones, votaciones, etc. Además, se apuntan aspectos más formales como el número de asistentes, las fechas o el lugar, con ello se pretende ubicar cada decisión empresarial.

 

Libro de Registro de Socios, Sociedad o Acciones

En este libro se recoge la identidad de cada uno de los socios (nombre, nacionalidad y DNI), su participación en la empresa y todo lo que pueda afectar en este sentido: fecha de su adquisición, número de participaciones. Dependiendo del tipo de sociedad empresarial será Libro de Socios, de Sociedad o de Acciones Nominativas.

  • El Libro de Registro de Socios se utiliza para sociedades con responsabilidad limitada SL, sociedades limitadas laborales SLL y sociedades de garantía recíproca SGR.
  • El Libro de Registro de la Sociedad se utiliza para sociedades de responsabilidad limitada unipersonal (SLU).
  • El Libro de Registro de Acciones Nominativas debe ser usado por sociedades anónimas SA, sociedades anónimas laborales SAL y sociedades comanditarias por acciones.

 

Libros Fiscales Obligatorios

Todas las empresas que facturen con IVA deberán tener en cuenta los Libros Fiscales Obligatorios sin excepción. Estos libros constan de:

 

Libro de Facturas Emitidas

En el Libro de Facturas Emitidas deberán constar todas las facturas emitidas a tus clientes, ordenadas por fecha y enumeradas correlativamente. En cada una de ellas deberá aparecer: la fecha de emisión, el número de factura, cuentas bancarias vinculadas, base imponible, tipo impositivo aplicado y cuota.

 

Libro de Facturas Recibidas

En el Libro de Facturas Recibidas deberán constar la facturas de los gastos relativos a la actividad de tu empresa. En este caso también deberá aparecer la fecha de emisión, nombre del expedidor, el número de factura, la base imponible, el tipo impositivo y la cuota.

 

Libro de Bienes de Inversión

  • Bienes de Inversión (IRPF). Se anotarán todos los bienes de inversión que la empresa posea. Detallada e individualmente, que se amorticen y estén afectos a la actividad: número de anotación, fecha de adquisición, fecha de la puesta en marcha, valor de la adquisición, cuotas de amortización y baja (si la hubiese con la fecha)
  • Bienes de Inversión (IVA). Se anotarán los bienes de forma individualizada y detallada, facturas, fecha de inicio de la utilización…

 

Todo empresario debería llevar una contabilidad ordenada y detallada, en la cual se refleje una imagen fiel del negocio, de la situación del mismo y de cualquier operación que se realice.

 

 

 

¡Regístrate ahora!